La startup mexicana Blooders se asocia con Uber para salvar vidas durante la pandemia

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
La startup mexicana Blooders ya ha salvado 39,500 vidas a través de su plataforma de donación de sangre. Ahora se están asociando con Uber para seguir luchando contra la escasez de sangre causada por la pandemia.
Startup Mexicana
Equipo Blooders

Responsabilidad social: es algo que muchos de nosotros tenemos en nuestra mente, pero rara vez ejecutamos. Desafortunadamente, este es el caso de la donación de sangre. Todos sabemos que la donación de sangre salva vidas, pero muy pocos realmente lo hacemos.

César, fundador de la startup mexicana Blooders es muy consciente de esto. En 2013, creó Blooders, la primera plataforma de donación de sangre en México. Desde entonces, Blooders ha ido transformando el proceso de donación, haciéndolo más fácil y accesible.

Unos años después, Blooders ya ha salvado 39,501 vidas gracias a la donación voluntaria de sangre.

Tal y como nos comentó César, México es uno de los muchos países que luchan fomentando la cultura de la donación de sangre. De hecho, solo el 3% de las donaciones de sangre en el país se realizan de forma «altruista» y el 97% restante se hace a amigos y familiares. En otras palabras, las personas postergan la donación hasta que se ven afectadas personalmente.

Por supuesto, la pandemia no ha ayudado a mejorar los datos. A principios de este año, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una advertencia de que los países latinoamericanos estaban en riesgo de enfrentarse una escasez de sangre para transfusiones durante el Covid-19, un desafío que César y su equipo están decididos a superar.

Nos reunimos con él para averiguar más sobre el camino que Blooders ha recorrdio y cómo están logrando que la donación de sangre ocurra a pesar de la pandemia a través de su nueva asociación con Uber.

César comparte la historia de Blooders

«Empezamos en 2013. En ese momento trabajaba en la administración de un hospital y ahí fue donde tuve la oportunidad de conocer a Carlos. Me dijo que necesitaba una donación de sangre para su esposa. Estaba muy enferma de leucemia y me preguntó si le echaría una mano.

En ese momento de mi vida, nunca antes había donado sangre; nadie en mi familia la había necesitado nunca y es una de esas cosas a las que no le prestas mucha atención hasta que se te presenta.

Para mí fue muy fácil decirle: ‘Carlos, veré lo que puedo hacer y te echaré una mano’. Problema resuelto.

Con lo ocupado que estaba con el trabajo y todas las cosas que necesitaba hacer, no ayudé a Carlos. No doné sangre. Y, después de tres semanas, Carlos vino a verme y me dijo que su esposa había fallecido.

Así que lo primero que hice fue ir a donar sangre, pero fue una experiencia terrible. El proceso tomó 6 horas, fue muy ineficiente pero pensé que tal vez el problema estaba en ese hospital así que quería darle otra oportunidad.

Fui a otro lugar y la experiencia fue similar. Pensé que esta es un área de oportunidad, nadie debería tener que perder 6 horas haciendo esto cuando podría ser un proceso de 45 minutos«.

Fue entonces cuando surgió la idea de Blooders. Casualmente, al mismo tiempo, el hermano de César, Javier, había estado trabajando en una plataforma en línea para conectar la oferta y la demanda en la industria de la construcción.

Rápidamente vieron el potencial de hacer algo similar con la donación de sangre para crear una plataforma que conecta a las personas que buscan donar sangre con las personas que la necesitan.

Startup Mexicana
Fiesta compartida de Blooders con Microsoft

El modelo de negocio detrás de Blooders

Blooders es una empresa social. Desarrollan la tecnología detrás de las campañas de donación de sangre y también ofrecen un sistema completo de donación de sangre para el que ya cuentan con 30 clientes. También trabajan con empresas que buscan generar un impacto social positivo y hasta ahora han colaborado con más de 350 de ellas.

Algo por lo que Blooders se está volviendo cada vez más conocido son sus fiestas compartidas: programas de responsabilidad social que son fáciles de implementar y que salvan vidas. Hasta ahora, el equipo ha realizado más de 500 de ellas. Las fiestas compartidas están abiertas a todos, pero Femsa, Microsoft y Cemex se encuentran entre las empresas que ya han participado.

Por supuesto, el equipo también se centró en la educación, creen que ayudar a las personas a entender el proceso de donación de sangre es la única forma de cambiar la cultura: hacer que más personas vean el valor de donar sangre y donar activamente. Por eso, además de compartir fiestas, han creado Blooders EDU, un programa de formación para futuros donantes de sangre voluntarios.

Los estudiantes de 6 a 18 años reciben los conocimientos y habilidades para convertirse en superhéroes y salvar vidas. El equipo cree firmemente que los jóvenes son los promotores del cambio social.

El programa nació hace un par de años en Monterrey, donde ya capacitaron a más de 4,000 alumnos. Pronto planean tomar sus capacitaciones en formato digital para cubrir más estados en México y expandirse a América Latina.

Moviendo lo que hoy más importa con Uber

El equipo dice que se siente afortunado de que muchas empresas se acerquen a ellos con el deseo de tener un impacto positivo. Sin embargo, la pandemia ha dificultado el proceso.

Antes de la pandemia, el equipo de Blooders iba directamente a las oficinas de las empresas para las fiestas compartidas, ya que en persona era más fácil cambiar la mentalidad de las personas con respecto a la donación de sangre.

Ahora trabajando desde casa, no es tan fácil, pero todavía están decididos a hacer que la donación de sangre ocurra. Para ello, Blooders se asoció con Uber para ofrecer viajes con descuento a quienes donan sangre voluntariamente. Es una campaña para abordar directamente la escasez de sangre generalizada que enfrenta México debido a la pandemia:

«Hicimos una campaña con Uber «Moviendo lo que hoy más importa». Fue muy importante porque al inicio de la pandemia logramos transportar a más de 500 personas en 2 semanas.

Fue una situación complicada porque la gente no quiere ir a donar sangre a un sitio que podría tener Covid, y definitivamente no quieren estar allí durante 6 horas.

Se juntaron muchos factores: el Covid y el factor de las 6 horas, que la gente tiene mucho miedo y que, además, no existe una cultura fuerte y arraigada de donar sangre. Pero el miedo es la principal barrera».

Blooders x Bridge

César se unió a Bridge con el deseo de profundizar en una interesante oportunidad que vio para Blooders. Él dice que los pilares que la compañía ya tiene son enormemente importantes, pero les faltaba algo: acercarse a la comunidad de donación de sangre y sus nuevos usuarios potenciales.

Están planeando hacerlo a través de la ‘Blooders Café’, para el que están usando el programa de incubación de Bridge. Dicen que trabajar junto a su mentor de Bridge les ha dado mucha confianza para el lanzamiento:

«Los mentores son de primera clase y el programa te ayuda a mitigar el riesgo. Si puedes reducir el riesgo, tienes mayores posibilidades de éxito. El salto es increíble, es muy completo y va paso a paso «.


Únete a nosotros

Si no lo sabías, tenemos la misión de democratizar el acceso a la educación emprendedora. Apoyamos a los emprendedores en etapa inicial a desarrollar los negocios que nuestra sociedad necesita a través de nuestro programa en línea de 3 meses, The Leap.

Si, como los fundadores de estas startups, quieres desarrollar tu proyecto con nosotros y unirte al movimiento impulsado por un propósito, haz clic aquí.

Nos encanta compartir tus historias. Si formas parte de la comunidad de Bridge y te gustaría aparecer en nuestro blog, mándanos un email: phoebe@bridgeforbillions.org

Beatriz de Saint-Malo

Beatriz de Saint-Malo

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Cada mes recibirás The Bridge, nuestro boletín repleto de las últimas noticias del mundo de las startups y actualizaciones de nuestros socios!

Mantenme informado

Obtén acceso a los Business Cases

Lo sentimos, intenta de nuevo.
Confirmado. Te estamos redirigiendo...