¿Por qué los emprendedores en etapa inicial necesitan programas de incubación? 4 razones para incubar

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Los programas de incubación aportan administración y tutoría, acceso a recursos del mercado, oportunidades para establecer contactos y capacitación en habilidades comerciales. He aquí por qué todo esto es importante para cualquier emprendedor en etapa inicial.
programas de incubación

Tienes una pasión, un sueño y quieres convertirlo en un negocio. Sin embargo, lo que quizás no sepas es que un programa de incubación puede ser vital para tu éxito. Los programas de incubación te aportan conocimientos sobre administración de empresas, mentoría, acceso a recursos del mercado, oportunidades para establecer contactos y habilidades comerciales.

Sin embargo, aunque las incubadoras de empresas están diseñadas para trabajar con nuevas startups y empresas en etapa inicial, la mayoría de las veces, los emprendedores utilizan estos programas demasiado tarde en el desarrollo de su negocio, momento en el que se dan cuenta de que tienen menos flexibilidad para cambiar su negocio si es necesario.

Entonces, ¿por qué no se unen más emprendedores a una incubadora online al principio de su proceso? Probablemente se deba al miedo. Miedo de que su idea sea todavía «demasiado verde» para contársela a nadie. Bueno, como dicen, al que madruga Dios lo ayuda, ¡un dicho que es especialmente cierto para los emprendedores!

Aquí hay 4 razones por las que la incubación es una buena idea para los emprendedores en etapa inicial.

1. Pasar de la «divergencia» a la «convergencia»

Lo ideal es que la ideación y la creación de prototipos precedan a la incubación. Son «etapas divergentes», una oportunidad para poner a prueba tus ideas antes de convertirlas en un MVP (Producto Mínimo Viable). Aunque la incubación sigue ofreciendo mucha flexibilidad para probar tu servicio o producto, también proporciona una estructura clave para empezar a converger tus ideas en un plan concreto, para dar el siguiente paso en el desarrollo de tu empresa.

Reunir tus ideas en la fase de incubación te ayudará a probar la viabilidad de tu negocio. Desarrollarás y probarás tu MVP (o prototipo, si aún no lo has hecho), llevarás a cabo un amplio descubrimiento de clientes para encontrar un producto que encaje en el mercado y buscarás contratar a los primeros miembros de tu equipo, si todavía no los tienes.

2. ¿Ves los programas de incubación como una experiencia de aprendizaje? Eso es porque lo son

Aunque la incubación de empresas no es una tarea fácil, es importante ver el proceso como una experiencia de aprendizaje. El componente de «prueba y error» de un programa de incubación puede llevarte a descubrir que tu negocio no es viable, lo que a su vez podría llevarte a encontrar otros medios para alcanzar tu objetivo. O puede que incluso tengas que detenerte y empezar desde cero con algo nuevo. De cualquier manera, habrás aprendido de tus errores en lugar de aprender de la manera difícil a través de un lanzamiento empresarial fallido.

Aunque es importante entrar en un programa de incubación con una idea clara y sólida de cómo quieres que crezca tu organización, unirte en las primeras etapas de desarrollo es vital para mantener la flexibilidad en tu proceso de desarrollo y cómo se verá el producto final. Esto es especialmente importante si es tu primera empresa o si tienes una experiencia limitada en los negocios.

3. Define y diseña tu negocio de forma lógica

Un buen programa de incubación debería ayudarte a definir y describir los pasos clave para desarrollar tu negocio. No es raro que los emprendedores se ciñan a su área de especialización y descuiden las áreas con las que se sienten menos cómodos por miedo al fracaso.

Idealmente, dejarás un programa de incubación con una estructura, comprensión y visión claras para tu negocio, listo para responder a las preguntas en profundidad a las que los inversores potenciales desean saber la respuesta. También es fácil sentirse abrumado como emprendedor en una etapa temprana. Los programas de incubación deberían ayudar con esto al proporcionar las herramientas adecuadas para trabajar en todos los fundamentos de tu negocio, ayudándote a recuperar una sensación de control.

4. ¿Qué pasa con el mentoring?

Si estás considerando la incubación, intenta buscar un programa que incluya mentoring. ¿Por qué? Porque la intervención temprana de los profesionales de la industria es vital para el desarrollo inicial de una organización. Al trabajar con un mentor, estás al tanto de un punto de vista externo y, por lo tanto, puedes evitar desafíos imprevistos. Por supuesto, el mentoring también abre la oportunidad de posibles oportunidades de networking, algo que será clave en las etapas iniciales (y posteriores) de tu negocio.


Únete a nosotros

Por si no lo sabías, tenemos la misión de democratizar el acceso a la educación emprendedora. Apoyamos a emprendedores en etapa inicial para desarrollar los negocios que nuestra sociedad necesita a través de programas de innovación y emprendimiento en más de 70 países.

Para obtener más información sobre cómo lo hacemos, haz clic aquí.

O, si eres parte de la comunidad de Bridge y te gustaría aparecer en nuestro blog, puedes comunicarte con nosotros aquí.

Beatriz de Saint-Malo

Beatriz de Saint-Malo

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Cada mes recibirás The Bridge, nuestro boletín repleto de las últimas noticias del mundo de las startups y actualizaciones de nuestros socios!

Mantenme informado

Obtén acceso a los Business Cases

Lo sentimos, intenta de nuevo.
Confirmado. Te estamos redirigiendo...